julio 5, 2022

Basílica

Basílica

La Basílica de Nuestra Señora del Socorro es una edificación religiosa que pertenece al estilo artístico denominado barroco valenciano levantino. Su gran tamaño se debe a la voluntad de los Duques de Maqueda-Arcos por construir un templo. La construcción se realizó en distintas fases, comenzando las obras alrededor de la década 1650.

En una primera etapa se construyó la nave hasta donde concluyen las capillas. Este periodo acabaría alrededor de 1674, estando al frente de las obras los arquitectos Francesc Verde y Pere Quintana, que fueron los mismos maestros arquitectos que trabajaron en Santa María de Elche.

Posteriormente se da un nuevo empuje construyendo la capilla de comunión entre 1722 y 1729, que se sitúa adosada a la cabecera de la iglesia de manera trasversal. El lugar que ocupa la capilla de comunión fue el emplazamiento de la vieja iglesia, que a su vez había sido la mezquita musulmana.

Finalmente, entre 1729 y 1737 se concluyen las obras del templo, levantándose la Cúpula y el Campanario por el maestro cantero Lorenzo Chápuli.

La forma del santuario es longitudinal y cruciforme, expresión de la arquitectura clásica de la segunda mitad del siglo XVI. Consta de una nave que da una sensación de amplitud, sin obstáculos para una buena vista del altar. A ambos lados encontramos capillas entre contrafuertes comunicadas entre sí para no interrumpir los servicios religiosos. A ellas se accede desde la nave central a través de altos arcos de medio punto roscados. Las columnas que separan las capillas están grabadas con círculos rojos, signo realizado durante la última consagración del templo, reproduciendo a los Doce Apóstoles como las columnas espirituales de la iglesia.

El plano longitudinal tiene una clara relación con el altar mayor, que se eleva en tres gradas. En él encontramos el altar mayor, que es de madera y tiene forma semicircular apta para altar. Fue construido en la segunda mitad del siglo XVIII y corresponde al estilo rococó. En el centro del retablo se encuentra una hornacina que contiene la Virgen del Socorro, escultura de mediados del siglo XX. Las calles laterales tienen hornacinas talladas por San Pedro y San Pablo. En el ático podemos ver el relieve de la gloria, el Padre Eterno saliendo de una nube rodeado de niños ángeles, la paloma es representada como símbolo del Espíritu Santo.

La cubierta se cubre con bóveda de cañón con medialunas, estas pequeñas bóvedas de media luna se utilizan para dar luz a la bóveda principal. En el colgante (triángulo curvo que forma el anillo de la cúpula y situado sobre el arco), se encuentran las representaciones de los cuatro evangelistas con sus emblemas distintivos: Mateo y el ángel, Marcos y el león, Lucas y el buey, y Juan y el águila.

Tiene tres tapas de acceso. La portada principal dedicada a la cabecera de la parroquia, Nuestra Señora del Socorro, cuyo autor, según los estudios más modernos, se atribuye al escultor Juan Antonio Salvatierra, seguidor de Nicolás de Bussi La portada lateral del lado del Evangelio está dedicada a la Puerta del Santo de Jesús a un costado de las Epístolas de Teresa y San Juan Bautista. Enfatizamos:

  • Los ángeles que encontramos en las 3 fachadas son los mediadores entre nuestro mundo y el mundo divino.
    El fruto simboliza la abundancia y responde al deseo de vida eterna.
    Las flores constituyen el elemento simbólico más rico del templo, que simboliza la fugacidad de las cosas.
    El riquísimo follaje de la fachada simboliza a toda la comunidad, unida por las mismas acciones y los mismos pensamientos.
    El Sol y la Luna son signos opuestos, que representan el conflicto de fuerzas y la negatividad y la positividad.
    Pilares, máscaras, títeres y querubines simbolizan que protegerán a cualquiera que no haya entrado en la inclinación divina.
    La torre simboliza la necesidad de una vigilancia constante.
    El diablo simboliza que la mente caerá cediendo ciegamente al instinto.
    La corona simboliza la recompensa por las pruebas de la vida y, por lo tanto, la promesa de la vida inmortal.

El Papa Benedicto XVI reconoció la parroquia como capilla por Bula de 15 de julio de 2006, uniendo las catedrales de Santa María de Alicante y Santa María de Elche, reconociendo así el papel de los templos en las celebraciones religiosas de importancia e influencia, especialmente la de la Patrona celebraciones en honor a Nuestra Señora de las Nieves.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: Aspe Digital.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad